Si intentas no tomar riesgos, estas tomando un gran riesgo, los grandes o pequeños riesgos son los que hacen que podamos avanzar en todos los aspectos de nuestra vida, sin embargo lo que no debemos hacer es ir por la vida tomando decisiones sin medir las consecuencias, debemos tomar riesgos siendo analíticos y midiendo las consecuencias que puede tener en nuestra vida si nuestra decisión es o no es la correcta.

La evaluación para tomar riesgos:

En general existen 4 categorías principales que nos llevan al camino de la felicidad, estas categorías son, la paz interior, la salud, la economía y las relaciones con nuestro entorno. Si una persona tiene el balance a su favor en cada una de esas categorías se puede decir que es una persona exitosa.

Todas las decisiones que tomamos en la vida son tomadas buscando lograr nuestra felicidad, por lo cual la evaluación de los riesgos debe ser enfocada en esos 4 aspectos de nuestra vida, por ejemplo digamos que quieres comprar un auto, esa puede ser una gran o pequeña decisión para ti, analiza esta compra desde los 4 aspectos que mencionamos anteriormente.

¿la compra de ese auto va a ayudar a que estés mas tranquilo?

Analiza si la compra del auto no trae más paz a tu vida o si tu tranquilidad se ve afectada ya sea por razones económicas o de seguridad o por cualquier otro factor que consideres que te pueda generar preocupación, si resulta así quizá tomar este riesgo no vale la pena; si por el contrario te vas a sentir más tranquilo porque las condiciones de éste te van a ayudar a sentirte más seguro, cómodo y más contento porque es el auto que te gusta, lo vas a poder disfrutar con las personas que quieres, no afecta tu vida laboral y va a mejorar tus condiciones, entonces seguramente la balanza de tu decisión se inclinará hacia el lado positivo.

El estrés es uno de los factores principales para afectar nuestra salud, entonces si la compra del auto te va a significar muchísimo estrés por que te preocupa que se dañe o por que el dinero no te alcanza para pagar, entonces quizás sea mejor no hacer la compra en este momento.

Pero si opuesto a esto consideras que la compra de este auto te va a dar felicidad y tranquilidad, te imaginas saliendo de paseo y conocer nuevos lugares con tu familia, saliendo a hacer actividad física, visitar a tus amigos, y mejorando la calidad de tus relaciones personales, estás ayudando a mejorar tu salud reduciendo tus niveles de estrés y mejorando este aspecto de tu vida, la salud es uno de los factores que ayudarán a que el análisis del riesgo sea favorable a la compra.

¿La compra de este auto va a afectar tus finanzas personales y familiares?

Si la compra del auto significa que tienes que hacer muchísimos sacrificios en tu vida, probablemente no sea un riesgo adecuado, por ejemplo si para pagar la cuota tienes que trabajar el doble o si tienes que dejar de comprar la comida que a ti te gusta y sacrificar ir a cine los domingos con tu familia, quizás no sea una buena decisión comprar el auto, ya que esta decisión afectará uno o varios aspectos adicionales en tu vida.

Si por el contrario la compra del auto no afecta tus finanzas personales y familiares, es más probable que sea la decisión adecuada.

Si por pagar la cuota del auto tienes que trabajar sábados, domingos y cuatro horas más diariamente, probablemente no sea una buena idea ya que vas a afectar tu relación con tu familia y tus seres queridos, ya no tendrías tiempo para verlos tan seguido, ni tampoco podrías salir con tus amigos a jugar tu deporte favorito como tanto te gusta los domingos, así que revisa bien los sacrificios que tendrás que hacer para poder comprar este nuevo auto.

Si en lugar de esto, crees que te va a ayudar por que vas a poder recoger a tu familia para poder salir a compartir con ellos los fines de semana o vas a poder recoger a tus amigos para poder ir a jugar futbol en ese lugar apartado, entonces probablemente ese es el camino adecuado.

Imagina que te ofrecen un puesto de trabajo donde te pagan el doble de lo que ganas hoy, la mayoría de las personas dirían si de forma inmediata, yo te invito a que hagas una evaluación inicial.

¿Ese nuevo puesto de trabajo traerá más paz a tu vida? ¿Tendrás el tiempo necesario para dedicarte a ti mismo en tu crecimiento personal y espiritual? O por el contrario ¿estarás tan estresado y tan ocupado que no tendrás la tranquilidad necesaria para tus proyectos personales y familiares?

Si ese nuevo trabajo mejora o te permite tener las mismas condiciones que tienes actualmente con respecto a tu paz, entonces ese será un punto importante para tomar la decisión de cambiar de trabajo.

¿El nuevo trabajo tiene planes complementarios de salud? ¿vas a poder dedicar más o el mismo tiempo a hacer ejercicio y mantenerte saludable?

Analiza también que teniendo más dinero tendrás la posibilidad de asistir al gimnasio que tanto te gusta y vas a poder comer la comida saludable que a ti te gusta por que ya tienes el dinero suficiente.

En todos los casos debemos poner todo en una balanza, y si el nuevo trabajo te trae más oportunidades de estar saludable, lo más probable es que sea el trabajo adecuado.

Por supuesto si te van a pagar el doble este sería el punto donde todo sería mejor ya que vas a contar con más dinero. Este punto inclinaría la balanza de forma positiva hacia el nuevo trabajo.

Si este trabajo significa que tengas que trabajar más tiempo del adecuado probablemente tus relaciones personales y familiares se verán afectadas, por lo cual debes evaluar la recompensa con el sacrificio que tendrás que hacer.

Si el nuevo trabajo te va a permitir conocer mas personas, hacer nuevos amigos, tener tiempo para tu vida familiar y personal ese será otro punto a favor del trabajo.

Una vez hayas hecho la evaluación desde estos 4 aspectos de tu vida te será más sencillo tomar riesgos ya que habrás hecho una evaluación sobre los aspectos más importantes.

No tengas miedo a tomar riesgos es mejor cometer errores que no intentarlo por miedo al fracaso, las responsabilidades harán que crezcas como persona sin embargo analiza los riesgos de manera detenida para poder tomar decisiones acertadas e inteligentes. Muchas de las personas viven la vida dándole un mayor valor a lo material que a su tranquilidad y sus relaciones interpersonales, sin evaluar el riesgo que esto tiene, debemos evaluar el riesgo en el balance que tienen las decisiones.

Procura no dar más valor a las cosas que a las personas que te rodean y a tu tranquilidad, así los riesgos que tomes estarán medidos a tu favor.

Calificación del contenido
  • Contenido
  • Uso del contenido
4.7

Tu opinión es importante

¿Cómo te parecio el contenido? Esta es la calificación del autor y la de algunos usuarios.

Enviando tu calificación
Calificación de los usuarios 5 (1 Voto)

Leave a Reply